Estoy en Madrid disfrutando de la feria ARCO y de la gran semana del arte contemporáneo en España, pero antes de contaros todo lo que se puede ver aquí quiero referirme a una exposición maravillosa en Barcelona que en mi opinión gustará a amantes y a profanos del arte por igual.

visita absolutamente recomendable para todos los públicos en uno de los espacios expositivos más bonitos de la ciudad, la Casa Garriga y Nogués, que en plenoeixample barcelonés, acoge desde hace unos meses la nueva sede de la Fundación Mapfre.

01_Hiroshi_Sugimoto - Blog Valeria Carbó Guell 

Enjuto, de pelo gris y cara amable, Hiroshi Sugimoto transmite serenidad, como sus fotografías en blanco y negro. Las pequeñas reverencias al saludar y su forma de vestir, sencilla y elegante al mismo tiempo, me resultaron entrañables. Tuve la gran suerte de asistir a la inauguración y, para mi sorpresa, él estaba ahí, en todo momento sonriente y discreto.

Hiroshi Sugimoto nació en Tokyo el 23 de febrero de 1948 – acaba de cumplir 68 años – pero estudió fotografía en California. De ahí pasó a Nueva York, donde reside actualmente. Allí se convirtió en un auténtico artesano visual, rechazando la tecnología digital en favor de la cámara analógica y las técnicas tradicionales.

Casi un millón novecientos mil dólares pagó un coleccionista a la casa de subastas Christie’s de Nueva York en 2007 por este gran tríptico de mares, alcanzando así el precio récord de venta por una obra del artista. En la primera sala de la exposición hay una decena de fotografías de esta impresionante serie de Seascapes, sin duda mi favorita de las cinco que se muestran.

 

02_Hiroshi_Sugimoto - Blog Valeria Carbó Guell

Black Sea, Ozuluce; Yellow Sea, Cheju; Red Sea, Safaga, 1991-1992
Tríptico, Impresión de gelatina de plata, Ed.3/5
3 paneles, cada uno 118.3 x 149 cm.

Boquiabierta me quedé al entrar en este espacio oscuro, casi mágico, donde los mares y los cielos en blanco y negro se fusionan creando imágenes de una naturaleza sobrecogedora. Parecen pinturas abstractas, pero son instantáneas realizadas en distintas localizaciones reales de todo el mundo.

 

03_Hiroshi_Sugimoto - Blog Valeria Carbó Guell

04_Hiroshi_Sugimoto - Blog Valeria Carbó Guell

Sugimoto explica que la visión del océano es una imagen que compartimos con los humanos de la Edad de Piedra. Estos paisajes marinos hablan de la historia humana, del concepto de eternidad, de la esencia del tiempo, un tema recurrente en su obra.

Su horizontalidad infinita y sobria es pura belleza.

05_Hiroshi_Sugimoto - Blog Valeria Carbó Guell

«Para mí la técnica es muy importante. Siento como si yo me volviese una cámara. Mi mente es una cámara oscura”.

Sugimoto reinterpreta la tradición dándole un giro conceptual a géneros clásicos como el retrato. En la serie Portraits trabaja, en su estudio y sobre un fondo negro, con figuras de cera de personajes históricos del museo Madame Tussauds de Londres consiguiendo una verosimilitud asombrosa y escalofriante, como esta impactante instantánea del rey Enrique VIII. Sabes que no es una imagen real pero lo parece.

06_Hiroshi_Sugimoto - Blog Valeria Carbó Guell

Como con sus mares infinitos, aquí Sugimoto aprovecha magistralmente los recursos técnicos de la cámara para transportarnos de forma engañosa a una época remota. El uso del blanco y negro, además de aportar más realismo a la mente humana, consigue ese tono nostálgico del paso del tiempo.

07_Hiroshi_Sugimoto - Blog Valeria Carbó Guell

La dualidad entre lo real y lo irreal vuelve a ser la protagonista en su serie Dioramas, montajes de paisajes y animales prehistóricos que tomó directamente de las vitrinas del Museo de Historia Natural de Nueva York.

08_Hiroshi_Sugimoto - Blog Valeria Carbó Guell

Mediante la práctica de la larga exposición – manteniendo abierto el obturador de la cámara durante un tiempo prolongado – y una buena impresión, las imágenes nos vuelven a confundir, haciéndonos dudar entre lo verdadero y lo falso.

09_Hiroshi_Sugimoto - Blog Valeria Carbó Guell

La serie Theatres es otra de mis favoritas. Sugimoto presenta las oscuras salas de cine sólo iluminadas por la luz que se proyecta durante el pase de la película.

Para realizar esta bonita imagen del autocine de Union City, el fotógrafo deja abierto el obturador de una cámara de gran formato mientras se exhibe la cinta.

La gran mancha blanca rectangular y vacía de la pantalla emana luz y sutiles destellos, evocando a la muerte. La ausencia de espectadores nos convierte en los únicos testigos de la sobreexposición del tiempo. El paso del tiempo, una vez más.

10_Hiroshi_Sugimoto - Blog Valeria Carbó Guell

Lightning Fields (Campos de relámpagos), su trabajo más reciente, donde Sugimoto realiza por primera vez fotos sin usar ninguna cámara, siguiendo las técnicas originales de la fotografía decimonónica. Aplicando electricidad directamente a la película surgen imágenes tan sorprendentes como éstas.

11_Hiroshi_Sugimoto - Blog Valeria Carbó Guell

12_Hiroshi_Sugimoto - Blog Valeria Carbó Guell

No me gustaría desvelaros más de la cuenta. Con esta pincelada espero haberos despertado las ganas de descubrir personalmente este fascinante mundo entre el artificio y la veracidad, de enorme belleza visual y elevadísimo virtuosismo técnico.

Fotografía artesanal y conceptual en blanco y negro que invita a la reflexión filosófica sobre la naturaleza de la percepción, la ilusión, la representación, la vida y la muerte.

No os la perdáis. Hasta el 8 de mayo en la Fundación Mapfre de Barcelona. A partir de junio se podrá ver en la Fundación Mapfre de Madrid.

By | 2018-02-12T15:13:11+02:00 febrero 25th, 2016|Arte contemporaneo, Fotografía|1 Comment

One Comment

  1. smart-admin 29 febrero, 2016 at 11:00 - Reply

    Me ha encantado valeria! En cuanto venga a Barcelona voy seguro. Gracias!!!

Leave A Comment